Impuestos que debes de pagar con tu vehículo

¿Estás pensando en autorregalarte un coche para estas navidades? Sin duda, es una buena idea, pero ¿sabes qué gastos conlleva esta inversión? El pago de los impuestos en la compra de un vehículo puede ascender hasta un 40% del importe total de la compra. Entre ellos está incluido el IVA, el impuesto de matriculación y el de circulación. Este tipo de tasas influye tanto en coches nuevos como de segunda mano. En el blog de tu asesoría de Córdoba, Asesores Umbrella, te detallamos cada gasto antes de que decidas comprarte un vehículo.

IVA a pagar en un coche nuevo

La compra de un vehículo nuevo va unida al pago de su IVA correspondiente. Por norma general, asciende al 21%, salvo en casos especiales como en vehículos para personas con movilidad reducida. Este punto, según la Agencia Tributaria, concierne a vehículos propios de personas con movilidad reducida; a vehículos matriculados a nombre de personas discapacitadas para su uso exclusivo; y a vehículos automóviles matriculados a nombre de otras personas destinados al transporte habitual de personas en silla de ruedas o con movilidad reducida. En estos tres casos el IVA a pagar es del 4%.

Impuestos de matriculación

El futuro propietario del nuevo coche deberá pagar el impuesto de matriculación solo una vez en la vida del vehículo y grava la matriculación del mismo. Esta tasa debe pagarse en casi todos los coches que circulan por primera vez en España, es decir, si el vehículo proviene de otro país, pero va a circular en España, también deberá de sufragar el impuesto.

Algunos vehículos están exentos o sujetos a reducciones para pagar esta tasa, como mostramos a continuación en esta tabla de la Agencia Tributaria.

La cuantía a pagar por la matriculación está sujeta al tipo de vehículo y a las emisiones de CO2 que genere. El tipo determinará la base imponible, es decir, el precio base al que se le sumarán los impuestos; mientras que las emisiones establecerán el tipo de impuesto a pagar. En esta línea, la Agencia Tributaria establece diferencias entre coches de nueva compra y coches de segunda mano. Estos últimos tienen descuentos, en relación a los años de antigüedad que tenga cada vehículo.

En resumen y con las últimas novedades de ley, cuanto más contamine un coche más alto será el impuesto de matriculación.

 

Impuesto de circulación

El impuesto sobre Vehículo de Tracción Mecánica, el nombre técnico del impuesto de circulación, es de carácter directo y ha de pagarlo el dueño del vehículo. Así, este impuesto es general, pero cedido a cada ayuntamiento; es decir, la tasa varía dependiendo de la provincia.

En el caso de Córdoba, tienes que entrar en la sede electrónica del ayuntamiento de la ciudad (https://sede.cordoba.es/impuestos-municipales). Aunque para cualquier duda, recuerda que en Asesores Umbrella somos asesoría de tráfico y te ayudamos en todo lo que necesites.

Impuesto sobre Patrimonio

Al igual que el resto de bienes los vehículos están sujetos al impuesto por Patrimonio. Eso sí, solo deberá pagarlo aquel o aquella en el que su renta supere los 700.000 euros, excluyendo la vivienda habitual hasta los 300.000 euros. En definitiva, quien no alcance esa cantidad queda exente de tributar en este caso.

 Impuesto sobre la renta

Aunque parezca extraño, el coche también tributa en la declaración de la renta, pero solo en algunos casos. Es decir, en el caso de que vendas un coche y ganes dinero con ello, deberás declarar la ganancia patrimonial en las rentas del ahorro anuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *