fuentes de financiación

¿Sabes cómo obtener financiación?

La falta de financiación es el problema más común a la hora de crear una empresa. Un negocio conlleva gastos que muchas veces no podemos afrontar por nuestra propia cuenta. En Asesores Umbrella queremos que tu proyecto pueda ver la luz. Por eso te informamos de las diferentes fuentes de financiación a las que puedes recurrir.

Tus posibles fuentes de financiación.

  • Autofinanciación: consiste en utilizar recursos propios.
  • FFF: Estas siglas representan el termino “Friends, family & fools” consiste en acudir a los más allegados para obtener financiación. Muy útil para pequeños proyectos.
  • Financiación bancaria: mediante préstamos, créditos o microcréditos. Este método va unido a un determinado interés que se ha de devolver pasado cierto tiempo. Esta vía puede ser complicada ya que los bancos tienen unos criterios muy altos a la hora de financiar el emprendimiento. Es muy habitual, acudir a los microcréditos cuando no se puede acceder a un crédito tradicional. La cuantía de un microcrédito asciende hasta los 25000€. También, dentro de esta categoría se encuentras las Líneas ICO, siglas de Instituto de Crédito Oficial.
  • Crowdlending: se trata de un préstamo con un particular que adopta las condiciones de un banco, con la diferencia de que los intereses son más altos. Esta estrategia se utiliza mucho cuando no se cumplen los requisitos para un préstamo convencional.
  • Subvenciones: ayudas que da la Administración Pública para fomentar la creación de empresas y la contratación. Entre todas ellas, en el caso de los emprendedores destaca el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) para menores de 30 años.
  • Capitalización del paro: la cantidad obtenida con esta técnica no será muy alta, pero cuenta con la gran ventaja de que el dinero no se debe devolver.
  • Bussiness angels: la financiación, en este caso, viene de partes de empresarios que invierten grandes sumas de dinero si el negocio les convence y ven posible recuperar el dinero en cinco años. Además, este tipo de inversores también suelen aportar conocimientos y experiencia a la nueva empresa.
  • Venture capital: en este caso, son las sociedades de capital riesgo las que invierten en startups. El proyecto debe ser innovador, con un alto potencial de crecimiento y rentabilidad. Estas sociedades obtienen un porcentaje de la startup en propiedad.
  • Crowdfunding: es una estrategia de micro-mecenazgo que consiste en obtener ingresos de particulares masivamente durante un tiempo determinado a través de una plataforma online. La cantidad invertida por cada persona suele ser muy reducida
  • Crowdsourcing: se trata de una técnica de externalización de tareas, que no tiene que suponer necesariamente una fuente de financiación, pero sí un ahorro.

Por último, desde Asesores Umbrella, te recomendamos que bases tu financiación en varias fuentes; y te recordamos, que, como tu asesoría fiscal, laboral y contable en Córdoba, siempre estamos aquí para hacer trabajo más ameno.